23 de septiembre de 2017

Huellas de bebé con pasta de sal

Empezamos una nueva sección en el Blog donde os voy a enseñar manualidades para hacer con bebés y niños. Me gusta mucho hacer manualidades y me gustaría compartirlas con todos vosotros. Veréis que todas son muy fáciles y sencillas. 
   
La de hoy, la subí en mi canal de Youtube hace ya varios meses y ha tenido mucho éxito. Se trata de hacer una huella con pasta de sal. Empezamos con explicaros los ingredientes, el paso a paso y mis recomendaciones finales para que salga perfecta.
    

Ingredientes:
  
- 1 imedida de sal
- 1 medida de agua
- 2 o 3 medidas de harina
- Colorante alimenticio (opcional)
 
Paso a paso:
  
- Vamos a poner en un bol una medida de sal (aproximadamente medio vaso para una pieza grande, si quieres hacer varias piezas dobla o triplica la cantidad), una medida de agua y 2 de harina. 

- Añadimos aquí el colorante alimenticio (los que usamos para hacer postres) si deseamos teñir la masa de color. Si no añadimos colorante, la masa quedará de un color beige.
- Lo mezclamos bien dentro del bol acompañándonos de unas varillas de cocina y luego la amasamos con las manos. 

- Poco a poco vamos añadiendo la tercera medida de harina amasando a la vez, hasta conseguir una consistencia muy compacta que no se pegue con las manos.

- Con la ayuda de un rodillo o con nuestras propias manos, creamos el molde de la forma y grosor que queramos. Lo ideal es poner esta masa encima de un papel de horno para poder despegarla cuando se seque.

- Ahora toca el momento de marcar la huella del pie o de la mano (o ambas) en la masa apretando un poco para que se marque bien. 

- Podemos pinchar la masa con un palillo de madera para marcar el nombre, la fecha o hacer una cenefa decorativa.

- Y listo. 

Recomendaciones:

- El secado no es muy complejo, pero depende del grosor de la masa, puede tardar incluso semanas en secarse la masa por completo. Se puede dejar secar dentro de casa, al sol, o incluso ponerlo al horno máximo a 80 grados durante varias horas.

- No intentes sacar el papel de horno antes de tiempo cuando la masa aun este húmeda, porque sino se puede rajar.

- Una vez seca, se puede pintar por encima o escribir con rotuladores permanentes.

- Si se utiliza colorante, al secarse la masa, queda el color blanquecino.

- La pasta de sal una vez seca, quedará totalmente dura, creando un recuerdo para siempre.


Si tenéis cualquier duda, escríbeme un comentario aquí debajo.

Por último os dejo el vídeo para que podáis ver la creación de principio a fin con todos el paso a paso y varios consejos más:



2 comentarios:

  1. Me encanta, es muy original y fàcil de hacer, ademàs de un precioso recuerdo y aunque mi hijaya no es un bebe no descarto hacer la manualidad con ella algún dia. Un beso Enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Creo que no hay edad para hacerlos, siempre es un recuerdo que marcan una época! Un beso!

      Eliminar

Quieres opinar? Preguntar algo? Adelante :)
Gracias por escribir